Terapias


El tratamiento puede ser de diferente índole dependiendo de las necesidades del paciente: Terapia Dinámica, Terapia Cognitiva, Terapia de Apoyo, Psicoterapia Breve, Psicoterapia Sistémica.
Así mismo, disponemos de la posibilidad de realizar Terapia on-line, Terapia a domicilio y Acompañamiento Terapéutico.

Terapia Dinámica

Este enfoque nace del psicoanálisis pero a lo largo del tiempo se ha ido enriqueciendo de otras aportaciones, tanto de diferentes pensadores como de las neurociencias. Para esta orientación, nuestros actos tienen siempre un sentido y una finalidad, independientemente de que uno sea consciente o no de ellos. El mundo de lo inconsciente adquiere pues una importancia primordial para este modo de trabajar; lo inconsciente es lo no reconocido por la persona pero que afecta y determina el comportamiento de la misma. Haciendo consciente lo inconsciente, el paciente podrá entender por qué actúa de determinada manera, siendo éste el punto clave para que se produzca el cambio.

Terapia Cognitiva

Para este enfoque los pensamientos son las causas de las emociones, es decir, el modo de pensar condicionará nuestro modo de sentir, vivir y actuar. Un pensamiento alterado provocará una percepción de la realidad distorsionada, emociones inadecuadas y problemas en la conducta. A través de la Terapia Cognitiva, se trabaja sobre los pensamientos automáticos y las creencias irracionales, para que el paciente con la ayuda del terapeuta, pueda ir abandonando su manera errónea de pensar o de interpretar los acontecimientos que va viviendo. Para ello, es necesario reconocer el pensamiento que está distorsionado e ir sustituyéndolo por ideas más realistas.

Psicoterapia de Apoyo

Este tipo de terapia se focaliza en la situación presente del paciente, en el funcionamiento de su vida cotidiana que por diferentes motivos se está viendo alterado. Suele corresponder a momentos de transición, situaciones de crisis, momentos de toma de decisiones importantes etcétera… A través de la relación terapéutica, el paciente irá aprendiendo a enfrentar sus problemas, se irán analizando las diferentes opciones con que cuenta para superar las dificultades, de modo que se pueda ir recuperando un equilibrio emocional adecuado, así como una reducción de los síntomas que generan malestar.

Psicoterapia Breve

En la Psicoterapia Breve se trabaja sobre la resolucíón de un problema concreto, en el “aquí y ahora”. Para ello es necesario definir de un modo claro el problema o foco a tratar, así como las interacciones implicadas en el mismo. El objetivo es ayudar al paciente a superar sus núcleos problemáticos mediante nuevas maneras de afrontar la vida. El terapeuta será más activo y directivo, no tan neutral como en otro tipo de terapias que se prolongan más en el tiempo.

Terapia Sistémica

La Terapia Sistémica tiene sus raíces en la Terapia Familiar y entiende las relaciones entre las personas como partes de un sistema. Se considera que las dificultades que presenta la persona dependen  de las relaciones que tenga consigo mismo y sobretodo con su entorno; algo funciona inadecuádamente en el sistema (no exclusivamente el familiar) al que pertenece, por lo que el trabajo terapéutico se centrará en los procesos comunicacionales y en las interacciones entre los diferentes miembros del sistema. Desde este enfoque se trabajará principalmente con familias pero también con parejas. El terapeuta les ayudará a comprender la dinámica que se produce en las relaciones conflictivas, el posicionamiento que cada uno del ellos tiene para que de este modo se pueda ir restableciendo una relación sana y respetuosa.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo! 😉Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone